Skip to content

NOTICIAS

TOKIO 2020

3

12

-

DIPLOMAS

6

Las marcas y moretones en su rostro reflejan lo complicado que fue el andar en el camino que lo llevaría a la final que le dio el oro bolivariano en el deporte del karate, división Kumite -84 Kg.

Fueron seis combates en el tatami del Coliseo “Rodolfo Campo Soto” del Colegio COMFACESAR, uno más duro que otro, los que tuvo que pasar para llegar al objetivo que, con su entrenador Dionisio Gustavo, se habían planteado.

Para José Acevedo, orense de 22 años, estos eran sus primeros Juegos Bolivarianos y había soñado con subir al podio, pese a su inexperiencia en eventos del Ciclo Olímpico … “Sabíamos que cada combate era una final; pero sin duda, los más complicados fueron los que enfrente al dominicano, con quien terminé empatando en ambos…”, manifiesta aún emocionado por la alegría que le dio al país.

Para dar fe de lo indicado por nuestro campeón, su entrenador Dionisio Gustavo, añade que “yo tenía el conocimiento de cómo hacerle frente al combate del dominicano porque lo conozco, porque hemos sido rivales… Lo importante es que José (Acevedo), supo leer el combate y llevar a cabo y de manera acertada la estrategia planteada…”, agregó.

La jornada para el karateca ecuatoriano arrancaría teniendo como primer rival de su grupo al venezolano Freddy Valera, a quien derrotó por 3-0. La siguiente parada tuvo de rival al salvadoreño Jorge Merino, al que venció por 2-1. En el tercer combate del grupo venció al peruano Carlos Mendoza por 6-1, logrando su clasificación a las semifinales, donde tendría rivales más fuertes, como el mismo salvadoreño Jorge Merino, con quien tuvo dos combates reñidos… Al dominicano Anderson Soriano, quien sería su rival en la final, también lo enfrentó en la tapa inicial, en ambos combates empataron, el primero 1-1 y el segundo 4-4, en este último con decisión de los jueces a favor del ecuatoriano, lo que le permitiría alzarse con el oro.

Cuando le pedimos que analice cuáles fueron las claves para llegar al éxito en una primera participación en este tipo de eventos, José Acevedo no tuvo reparo en asegurar que: “me había planteado este reto y creo que las claves del éxito están en el trabajo constante, en el deseo de superación, en la entrega diaria en los entrenamientos y, por su puesto, en las enseñanzas de nuestros entrenadores y consejos de nuestra familia…”.

La familia, a quien le dedicó esta medalla dorada… “Esta medalla se le dedicó a mi madre y a Dios, que siempre me están protegiendo”, concluyó el campeón bolivariano.

En la jornada de este domingo, la disciplina de karate cosechó además dos medallas de bronce, una en la rama femenina con Valeria Echever, y otra en la masculina con Fred Proaño, en las divisiones +68 Kg. y -67 Kg., respectivamente. Este lunes, el karate ecuatoriano buscará disputar el oro en la modalidad por equipos.


FOTOS RELACIONADAS

PATROCINADORES

0